Depuración en PHP

Todos nos hemos encontrado, en ocasiones, con scripts que no funcionan cómo deseamos. Caundo llevas tres días (o tres semanas) trabajando en un script para resolver tal o cual necesidad que se ha planteado y “algo” no va bien, o no obtienes el resultado esperado, es enervante (no quiero decir aquí tacos). Esa es una situación muy común. De hecho, tanto es así que uno de los principios fundamentales de programación dice que “Un programa NUNCA funciona bien a la primera, y si no funciona bien a la primera, ya no funcionará bien nunca“. Quizá es un poco exagerado (un toque de humor), pero, desde luego, si es cierto que ningún programa funciona bien a la primera.