PHP-TUT-16 Permisos para directorios y archivos

Cuando se intenta trabajar con archivos es necesario tener permisos para hacerlo. Dicho así suena como una tontería, de tan evidente que parece, pero pensemos un poco en ello. Supongamos que tienes, en un servidor remoto, unos archivos de imagen (fotografías, gráficos, etc.), archivos de texto, de vídeo, de sonido o, incluso, tus propios scripts de PHP. Todos estos archivos pueden ser leídos, re-escritos, eliminados, cambiados de nombre… si se cuenta con los permisos para ello. Por ejemplo, tienes publicado tu sitio en un servidor de Internet. En una de las páginas se le da al cliente la opción de que le envíe una fotografía, mediante un campo de archivo. Esta fotografía, tras pasar los controles adecuados, será almacenada por tu script en un directorio del servidor, tal como aprendimos a hacerlo en un artículo anterior. Este archivo (la imagen) tiene un propietario, que es, en este caso, el intérprete de PHP, ya que se ha grabado mediante un script escrito en este lenguaje. Todos los archivos alojados en el servidor pueden ser gestionados, según los permisos otorgados, por tres niveles de usuarios: el propietario, el grupo y todos los demás.