Borrar ficheros con nombres muy largos

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

A todos nos ha pasado alguna vez. Cuando empleas un framework de desarrollo en ciertos contextos (Laravel, Symfony, etc) u otras herramientas específicas, y creas proyectos en directorios concretos, la herramienta o el framework que estás empleando crea algunos archivos con nombres extremadamente largos. En teoría, con Windows el nombre de un archivo, incluyendo la ruta, no puede superar los 255 caracteres. Esto no es un problema. Por supuesto, en la mayoría de los casos, con eso tienes más que de sobra. Sin embargo, como te he comentado, algunas herramientas se las ingenian para “romper” esa limitación, y crear archivos con nombres kilométricos.

Normalmente, esos archivos no son empleados luego por la aplicación o proyecto que has creado, así que no te sueles preocupar por ellos. El problema viene cuando debes eliminar el proyecto de tu equipo (por ejemplo, porque ya ha quedado obsoleto, y deseas limpiar espacio en disco). Windows, sencillamente, no puede gestionar esos nombres, por lo que, hagas lo que hagas, y lo intentes como lo intentes, no puedes borrarlos o moverlos a ninguna parte. Y, claro. Como están dentro de una estructura de directorios, tampoco puedes borrar esos directorios.

LONG PATH ERASER

Afortunadamente, existen varias soluciones en Internet. En este artículo vamos a comentar una que es ligera, eficiente, rápida y (encima) gratuita. Se llama Long Path Eraser. Lo primero que haremos es acceder a su página oficial, en https://www.iperiusbackup.net/es/long-path-eraser-free-1-2-14062016-2/. Allí pulsaremos el enlace de descarga y obtendremos un archivo comprimido en formato .zip.

ATENCIÓN. Si pulsas el enlace de descarga de la parte superior llegarás a un instalable, y también a una oferta para adquirir la versión de pago (que no necesitamos). Para descargar el comprimido puedes acceder, directamente, a esta URL: http://www.entersrl.net/public/download/LPE.zip.

Una vez descargado el comprimido, lo abres con WinRar, WinZip, 7Zip, o tu aplicación favorita y extraes un único archivo que hay en su interior, llamado LPE.exe. Colócalo en el escritorio, y ya tienes la herramienta. Esta edición ni siquiera requiere instalación.

Haz doble clic sobre el programa, y se te abrirá una ventana como la siguiente:

Es tan fácil como seleccionar el directorio con el contenido “problemático”, pulsar el botón Delete Folder y, en unos segundos, se habrá eliminado completamente. Con esto hemos “roto” la limitación de los nombres de archivo en Windows.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *