Log de errores por correo electrónico.

A todos nos preocupa, cuando desarrollamos una aplicación, que se produzcan errores. Y no hablamos de errores de sintaxis, como un final de línea, o unas comillas mal colocadas. Esos son, en su mayoría errores tipográficos durante la codificación, y son (casi siempre) muy fáciles de localizar y corregir. Son mucho más difíciles de encontrar errores de planteamiento, como, por ejemplo, cuando tratamos de usar una variable no declarada. Suponiendo que logremos detectar dónde se trata de emplear, aún tenemos que saber dónde tendríamos que haberla declarado, y con qué valor. Y la cosa se complica más aún si estamos trabajando en una aplicación en arquitectura cliente-servidor, y la tenemos ya en producción. En nuestros servidores de desarrollo podemos tener activado el volcado de errores en pantalla, pero en producción no lo tendremos nunca. Simplemente, la aplicación no funciona, o “se cuelga”, pero no nos dice por qué. Y si vas a decirme que no se debe poner nunca una aplicación en producción sin haberla testeado hasta la saciedad, te diré que sí, que eso suena muy bonito pero, en el mundo real, con mucha frecuencia el encargado de testearla se limita a echar una miradita rápida por encima, no …

Seguir leyendo