Git y GitHub (I) – Introducción

A los desarrolladores nos gusta, cuando creamos una herramienta, librería, plugin, etc que puede resultar útil para la comunidad, ponerlo libremente a disposición de los demás. Para esto existen repositorios públicos en Internet de los que, sin duda, uno de los más populares y empleados es GitHub (https://github.com). De hecho, este blog va colocando, de vez en cuando, algunos recursos en GitHub para que te los puedas descargar si los necesitas (https://github.com/eldesvandejose). Otros desarrolladores emplean GitHub cuando trabajan en equipo en un proyecto común para colocar los cambios que realizan, de modo que estén disponibles para los demás miembros del equipo.

Git y GitHub (II) – Crear un proyecto en local

En el artículo anterior aprendimos a descargar Git, instalarlo y hacer una somera configuración global. Ya lo tenemos listo para trabajar… y aún no sabemos muy bien para que sirve, de una forma concreta y tangible. Realmente, la tecnología Git nos va a permitir crear un directorio .git por cada proyecto que queramos compartir en GitHub. Este directorio .git contendrá el control de versiones del proyecto y la información necesaria para sincronizar nuestro proyecto en local con el que coloquemos en el servidor remoto (GitHub, BitBuckett, etc). Por lo demás no afectará a nuestro proyecto.

Git y GitHub (III) – Subir proyectos a GitHub

En el artículo anterior aprendimos a crear repositorios Git de nuestros proyectos en modo local, y a mantenerlos actualizados con los cambios que sufriera nuestro proyecto. En este artículo veremos cómo subir nuestros proyectos  a GitHub, para que estén a disposición de la comunidad.

Git y GitHub (V) – Las ramas

Las ramas en Git son una herramienta útil si se usa correctamente pero, si se usa de manera inadecuada, puede llegar a causar un verdadero caos en nuestros proyectos. En este artículo vamos a aprender un uso de las ramas (también llamadas branches) que nos facilite nuestro trabajo, de una forma cómoda y eficaz.